‘Die Another Day’ la despedida de Brosnan como James Bond

Seguimos analizando las películas de James Bond. Hoy el turno es para la cinta de 2002, ‘Die Another Day’ el cuarto y último filme protagonizado por Pierce Brosnan como el agente 007. Rescatamos la crítica de esta cinta de Bond, gracias al esfuerzo realizado por la página argentina SSSM, portal especializado en el personaje de Ian Fleming. ‘Die Another Day’ la despedida de Brosnan como James Bond.

Ficha técnica

Gran Bretaña / USA, 2002: Intérpretes: James Bond (007) – Pierce Brosnan ; Jinx – Halle Berry ; Miranda Frost – Rosamund Pike ; Falco – Michael Madsen ; Graves – Toby Stephens ; Kao – Rick Yune ; M – Judi Dench ; Moneypenny – Samantha Bond ; R – John Cleese

Director: Lee Tamahori – Guion: Neil Purvis & Robert Wade – Productores: Barbara Broccoli & Michael G. Wilson – Fotografía: David Tattersall – Música: David Arnold – Efectos Visuales: Mara Bryan – Efectos Especiales: Chris Corbould – Diseñador de Producción: Peter Lamont.

‘Die Another Day’

En una misión secreta en Corea del Norte, Bond elimina al Coronel Moon, quien se encuentra vendiendo armas clandestinamente. Pero la misión falla y es capturado y torturado. 007 es liberado en un intercambio de espías por el secuaz del Coronel Moon, el psicótico Zao. Mientras el Mi6 desconfía de Bond, y cree que le han lavado el cerebro, el agente escapa y se vuelve un renegado, actuando clandestinamente en Cuba para intentar eliminar a Zao. Bond descubrirá que hay una conexión entre Zao y el multimillonario Gustav Graves, quien acaba de poner en órbita un gigantesco láser que opera con un espejo de diamantes. Y mientras es readmitido en el Servicio Secreto de Su Majestad, 007 se topará con un oscuro secreto que oculta Graves y que se relaciona con su vieja misión fallida.

Los 40 años de Bond

Mientras que a ojos del público es un film exitoso, Die Another Day contiene bastante más de disparate que las otras entregas de la serie Brosnan (casi roza los niveles de la era Moore). Y si bien no es una mala película es regresar a la decadencia de la fórmula con la celebración del cuarenta aniversario de James Bond, plagado de “homenajes” a otras cintas de la serie. Pero en vez de ser un valor agregado, termina siendo un peso muerto que arrastra a toda la película, lo que distrae la atención de la trama principal y ésta termina siendo un rearmado de partes de otros films, lo que le hace perder originalidad.

Se pierde el rumbo

Mientras que el comienzo de la película es realmente bueno, hay un temor en productores / guionistas / director a recorrer nuevos caminos, que a los pocos minutos vuelven a poner en vereda a su James Bond renegado. Hay que regresar a la fórmula y rápido. Qué 007 vuelva a sus trajes Saville Row, sus gadgets, su rutina. Y en aras de crear el mayor filme Bond de la era Brosnan, se tiende a ciertos disparates propios de la era Moore. El palacio de hielo de Graves, la persecución de autos en Islandia o la destrucción masiva del satélite Icaro son la clase de excesos que transformaron a las películas de Roger Moore en caricaturas filmadas, parodias de lo que fué la serie en sus comienzos.

Los personajes

Pero si despojamos de los excesos y de los homenajes, ‘Die Another Day’ sigue siendo desparejo. Mientras que Zao desprende malignidad animal y Rosamund Pike son ciertamente buenos personajes, el film da mayor tiempo en escena a Halle Berry, la nueva chica Bond que lo hace muy bien en su rol. A veces es sensual, otras veces parece amenazadora y otras veces está totalmente desprotegida. El Graves de Toby Stephens no tiene mucha fuerza actoral, por momentos es la caricatura de un muchacho millonario y malcriado. En otros su sobreactuación y gestos son atroces.

Lee Tamahori

Tamahori dirige muy bien las escenas de acción, pero falla en el manejo actoral, que es muy desparejo. Michael Madsen, por ejemplo, es un actor que parece mostrar más facetas cuando lo dirige Quentin Tarantino, y en el resto de sus filmes solo se caricaturiza a sí mismo… como en este caso. Brosnan está bien como siempre, se le notan algunos años pero en el film posee una mejor apariencia que en el terrible poster publicitario, donde luce 20 años más. Y el resto de la troupe se maneja con la calidad que caracteriza, descollando el Q de Cleese que le brinda su gracia personal a un personaje que sólo podría dedicarse a imitar a Desmond Llewellyn.

Excesos

Desde el Aston Martin invisible hasta la alteración genética en Cuba, sin mencionar a un innecesario dardo a XXX, con una terrible escena en donde Bond surfea con paracaídas un Tsunami, y con uno de los peores efectos especiales de toda la serie. ‘Die Another Day’ es un film muy desparejo. Con un gran inicio que deviene en pura rutina. Con villanos de cartón pintado y planes disparatados. Con persecuciones demasiado delirantes.

Conclusiones

¿Último filme de Brosnan?. Demasiados homenajes que distraen, excesos por doquier, caótica dirección actoral. Hay muy buenos momentos de acción, pero muchas veces desbordan de incoherencia. Una película que podría ser una buena entrada para la era Moore, pero que es un punto bajo en la era de alta calidad del irlandés.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*