’Skyfall’ una de las mejores películas de la saga Bond

Seguimos analizando las películas de James Bond. Hoy el turno es para la cinta de 2012, ’Skyfall’ la tercera película protagonizada por Daniel Craig como el agente 007. Rescatamos la crítica de este filme de Bond, gracias al esfuerzo realizado por la página argentina SSSM, portal especializado en el personaje de Ian Fleming. ’Skyfall’ una de las mejores películas de la saga Bond.

Ficha técnica

GB, 2012: Intérpretes: Daniel Craig (James Bond), Javier Bardem (Raoul Silva), Judi Dench (M), Ralph Fiennes (Gareth Mallory), Naomie Harris (Eve), Albert Finney (Kincade), Berenice Lim Marlohe (Severine), Ben Whishaw (Q)

Director: Sam Mendes – Guion: Neal Purvis, Robert Wade y John Logan Música: Thomas Newman

’Skyfall’ 

James Bond está tras la pista de un disco duro, el cual contiene los nombres de todos los agentes de la OTAN que se encuentran infiltrados en las principales organizaciones terroristas del mundo. Pero el operativo sale mal, la lista desaparece en manos del enemigo, y Bond es dado por muerto. Ahora han pasado tres meses y los conspiradores han comenzado a descifrar la lista, revelando nombres todas las semanas en lo que parece ser una movida personal contra M, la jefa del servicio secreto británico. Después de que la seguridad informática del Mi6 fuera quebrada y su edificio bombardeado, Bond decide regresar para apoyar a M y detener a los conspiradores encabezados por Raoul Silva.

50 años de Bond en el cine

‘Skyfall’ marca la entrada número 23 en la saga oficial de 007, la misma que en estos momentos se encuentra cumpliendo 50 años de antigüedad. Pero la génesis de Skyfall fue larga y complicada, especialmente después que la Metro Goldwyn Mayer – co poseedora de los derechos cinematográficos de 007 – se declarara en quiebra en el 2010. Después de eso, todo esto devino en una demora de cuatro años entre Quantum of Solace y Skyfall, al menos los cuatro años de espera valieron la pena para que el equipo creativo puliera y enriqueciera la trama. Del mismo modo, siguieron con los habituales Robert Wade y Neal Purvis figura el guionista John Logan (Rango) y el oscarizado director Sam Mendes.

Fórmula de éxito

Ciertamente es un mix bastante inusual, pero la fórmula de traer a la saga a gente que no es del género le ha venido dando excelentes resultados a la dupla de productores Barbara Broccoli y Michael G. Wilson. Aquí Mendes demuestra que es un director todo terreno, y que maneja tan bien a los personajes como a las secuencias de acción más salvajes.

Una historia de venganza

En sí, ‘Skyfall’ es la historia de una venganza. Otro ex agente del Mi6 que viene a cobrarse una vendetta personal contra M y el Mi6. Para ello urde un rebuscado plan, el cual no sale como corresponde cuando 007 decide meter sus narices en todo el asunto. La cinta cobra más personalidad con el villano de la película, donde aparecen excelentes piezas de diálogo y el filme comienza a levantar vuelo de gran altura. Sin dudas Raoul Silva es el primer villano homosexual de la saga y – como para que no queden dudas– al tipo se le hace agua la boca al ver los trabajados pectorales de Daniel Craig.

El villano

Ese primer encuentro podría haber devenido en una escena soberanamente kitsch, pero el libreto – y la perfomance de Bardem – se dan maña para dar vueltas las expectativas y transformar al villano en un personaje sofisticado e interesante. Raoul Silva es brillante, expeditivo y, sobre todo, carismático: el tipo sabe captar la atención de la gente que lo rodea con sus pensamientos y anécdotas. En más de un sentido Raoul Silva no deja de ser un villano nolanesco – su genética malvada es muy similar al Joker de Batman, el Caballero de la Noche. Incluso la escena en donde Javier Bardem está encerrado en una celda en el Mi6 y, de pronto, toda la estación comienza a quedar bajo ataque, parece extractada del clásico de Christopher Nolan.

La película

En vez de destruir una gigantesca base secreta, lanzarse a una persecución interminable, o pelear contra un exótico secuaz, 007 se embarca en un duelo propio de una película western  pero en Escocia. Además, toda la secuencia es tensa y prolija, pero resulta rara verla en una película Bond. Ya para ese entonces el filme transpira peligro por todos sus poros por lo cual no tenemos garantía alguna de que los personajes principales lleguen vivos a la secuencia de créditos finales.

Mitología Bond

El otro punto interesante tiene que ver con la mitología Bond. Sobretodo, por acá pasa por dos aspectos: por un lado caen las últimas fichas que faltaban para completar la leyenda – aparece Q, esta vez como un ciber nerd, lo cual resulta muchísimo más lógico y realista para la época, lo que termina por producir algunos contrapuntos deliciosos con la hosquedad de Daniel Craig; Bond recibe su Walther PPK oficial (aunque ahora cuenta con reconocedor de huellas dactilares)– y, por el otro lado, toda la trama llena de guiños a la tradición cinematográfica y literaria del personaje.

El homenaje

Finalmente, están muy bien camufladas; por ejemplo, el Aston Martin de Craig no es el coche de serie que ganó en la apuesta de Casino Royale sino el vehículo recargado de gadgets que manejaba Sean Connery en Goldfinger (los homenajes van desde un par de tomas similares a la persecución de Connery en la fábrica suiza del filme de 1964, hasta un delicioso gag en donde Craig contempla la posibilidad de presionar el botón rojo de la palanca de cambios y expulsar a Judi Dench por el techo). Sin embargo, los homenajes abundan, incluyendo un nuevo obituario de 007 (y su falsa muerte, tal como en Solo Se Vive Dos Veces), nos topamos con otro agente renegado al estilo de Goldeneye; e incluso el duelo final parece extractado del libro original de La Espía que Me Amó.

Conclusión

En conclusión, ‘Skyfall’ es un sólido filme de Bond. Por lo tanto, es mucho más satisfactorio que ‘Quantum of Solace’, e igual a Casino Royale. Hay un gran villano y hay muchos personajes interesantes en una historia que es mucho mas simple de lo que parece. En otras palabras, se termina con éxito la trilogía de “precuelas” que sirven para conocer el James Bond tal como conocemos; y, aunque no haga historia, desborda de talento creativo como refrescar este cuento kabuki que venimos siguiendo desde hace 50 años, y que parece estar encontrando la madurez justa en la etapa de Daniel Craig como protagonista.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*