Sábados de espías: ‘From Beijing with Love’ (1994)

Antes de ganarse el renombre internacional con Shaolin Soccer (2001) y Kung Fu Hustle (2004), Stephen Chow era un comediante televisivo con una gran cantidad de películas en su haber. ‘From Beijing with Love’ (1994) es el primer filme en el cual obtiene el control creativo total – protagonista, director y guionista -, y sería el que daría el puntapié inicial de su brillante carrera cinematográfica. Sábados de espías: ‘From Beijing with Love’ (1994)

Ficha técnica

Título original: Gwok chaan Ling Ling Chat (From Beijing with Love)  Año: 1994  Duración: 94 minutos  Región: Hong Kong  Dirección: Stephen Chow, Lee Lik-Chi  Guion: Roman Cheung, Vincent Kok, Stephen Chow, Lee Lik-Chi  Música: William Wu  Fotografía: Kin Keung Lee, Tom Lau  Reparto: Stephen Chow, Anita Yuen, Pauline Chan, Joe Cheng, Siu Juen Dang, Yu Rongguang, Law Kar-Ying, Lee Kin-Yan, Lee Lik-Chi  Productora: Win’s Movie Production Limited  Género: Comedia. Acción | Parodia

‘From Beijing with Love’

Tras el robo de un gigantesco esqueleto de dinosaurio, los altos mandos de la policía china deciden asignarle el caso al agente más incompetente de la plantilla: un carnicero de pueblo que se pasa el día bebiendo martinis y que sueña con ser el nuevo James Bond. Con un arsenal de gadgets realmente inútiles y con un contacto que intenta matarlo constantemente, el agente deberá encontrar el esqueleto y averiguar quién le está poniendo palos en las ruedas desde dentro…

Bondmanía

En el caso de ‘From Beijing with Love’ resulta obvio que Chow se ha empapado de toda la mitología Bond, especialmente de la era Moore – la excelente presentación de títulos así como el perfil de los villanos y secuaces viene fundamentalmente de El Hombre del Revólver de Oro, La Espía que me Amó y Moonraker -. Hay un villano con el mismo apodo de Francisco Scaramanga de The Man With The Golden Gun; hay un secuaz que vendría a ser la versión china de Mandíbulas; e incluso copia la música y hasta la secuencia del cañón del arma (gunbarrel) de 007.

Al estilo de Chow…Stephen Chow

Pero Chow no se limita a calcar poses y secuencias de James Bond, que son simplemente los adornos del relato. Semejante escenario le sirve para sacar otra de sus habituales historias de tipo torpe y pobretón que termina siendo el salvador del mundo – algo que repetiría en todos sus filmes, desde Shaolin Soccer pasando por Kung Fu Hustle hasta CJ7 -. En este caso, Ling Ling Chai es otro tipo que vive por debajo de los niveles de pobreza, y es un incompetente de aquellos. Hace burradas, las cosas nunca le salen como lo previsto, pero tiene un par de habilidades ocultas. Está rodeado de otros tan inútiles como él – como la versión china de Q, que inventa idioteces tales como una linterna que sólo se enciende con luz solar, o un maletín – banquito para sentarse mientras se vigila a un sospechoso, entre otros gadgets inútiles -, y las pistas del caso las obtiene de carambola.

Película completa

Pero es una película deliciosa. Hay escenas delirantes como la presentación de los gadgets inútiles, la extracción de la bala – para lo cual se pone un video porno como anestésico (!) – o la del pelotón de fusilamiento, que no se puede contar para no arruinar el chiste. En el medio la relación entre Chai y su bella pero letal compañera termina siendo realmente tierna. Simplemente es una película completa en todo sentido – incluso cuando llega la acción, las cosas son realmente espectaculares -.

Conclusión

El primer hit de Stephen Chow como la versión china de 007. Hay un puñado de gags deliciosos, y Chow parodia a la perfección la mitología Bond. Sábados de espías: ‘From Beijing with Love’ (1994)

El texto fue tomado de http://www.portalarlequin.com.ar/pekin-amor/ 

Imágenes tomadas del portal IMDB

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*