‘La casa de Mamá Icha’ el sueño de regresar a casa

'La casa de Mamá Icha' cartel

Los sueños de regresar nuevamente a su casa en Mompox, distrito especial de Bolívar, le permiten a sus 93 años que María Dionisia Navarro – Mama Icha, pueda descansar. Durante tres décadas, esta valerosa mujer estuvo viviendo en Filadelfia- Estados Unidos con el propósito de estar con su hija y ayudarla en la crianza de sus nietos. Así comienza este de artículo sobre la producción colombiana ‘La casa de Mamá Icha’ que se estrena en las salas de cine en Colombia. Artículo publicado en ADN Medellín. 

‘La casa de Mamá Icha’

Esta película del realizador Óscar Molina, llega a las salas de cine para quedarse un tiempo, esperando el acompañamiento del público y que el espectador conozca un poco más sobre la situación de los migrantes colombianos en otros países, el uso soñado de sus remesas vs. la realidad, el respeto de los hijos por las decisiones de sus padres en la vejez y el deterioro de las relaciones familiares.'La casa de Mamá Icha'

El silencio

El realizador ha plasmado en las miradas y gestos de Mama Icha la tristeza de la situación que vive… además sus largos silencios frente a la cámara y las dificultades para moverse, le indican que la vida que tiene por delante es corta y debe realizar un anhelo de vida, regresar a Colombia y organizar su vida en la bella Mompox, con las pocas energías que le acompañan.

Cine documental

Molina se convirtió en el acompañante permanente durante dos años y medio de Mamá Icha en su periplo por tierras americanas y colombianas para contextualizar los conflictos internos de una familia que le importa más el bienestar propio que los intereses de los demás. La cinta maneja algunos elementos propios de la narrativa visual: un personaje central que persigue un objetivo y personajes secundarios moralmente ambivalentes.

Entrevista

Dialogamos con Óscar Molina, el director en nuestro programa de ‘Popcorn en Bandas Sonoras’ sobre la película. Adicional extractamos algunas preguntas de la información de prensa entregada a medios:

¿Cuál es el punto de partida para realizar La casa de Mama Icha? 

El punto es una pregunta sobre cómo la economía transforma la experiencia de hogar: ¿por qué los habitantes de un país rico en recursos naturales y diversidad cultural se ven forzados a buscar prosperidad económica en otros países? Esta búsqueda de prosperidad genera una dependencia tanto de los migrantes colombianos, como de sus familiares en Colombia, de los recursos que se obtienen durante la migración, lo que hace difícil el retorno de los nacionales al país. 

A Colombia este desplazamiento de sus habitantes al exterior le genera un ingreso de divisas que es relevante para la economía del país y el sostenimiento directo de las familias de los migrantes. En el 2020 los migrantes colombianos enviaron al país más de 6.900 millones de dólares, casi tres veces las ventas de café y casi la mitad de las ventas de recursos energéticos en el exterior.

¿Qué lo incentivó a empezar esta investigación?

Primero, el haber crecido en un país con un conflicto interminable y con una de las tasas más altas de personas desplazadas en el mundo. Desde que era niño, me he preguntado por qué Colombia, a pesar de sus ricos recursos naturales y culturales, no puede ser un hogar para toda su gente. Lo otro es que, durante mis viajes, trabajé junto a migrantes de otros países, que soñaban con construir casas de ensueño en sus países de origen.

Imagen de 'La casa de Mamá Icha'

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*